RECONOCIMIENTOS, ENGAÑOS Y ATENCIÓN AL BACKEND CRUZADO.

Fuente imagen:
pinterest






















Estoy siendo yo
la que golpea con el dedo.
Aquí no hay nadie más.
Ni un hilo de agua despedida
desde una llamada a la acción.
Tampoco un sexto sentido
dirigiendo el grito oculto hacia el muro.

Me reconforto y reconozco.
Sigo aquí, golpeando con el dedo
como una suerte de disciplina copuloide,
como  si ese sinfín de retorcidas erres superpuestas
fueran las responsables del desastre (entre cuerdas y omisiones)
y no yo.

Pero no atiendas al engaño.
Soy el único ente que contesta.
El fiel reflejo de lo que acaece.
Solo soy yo.
Sigo aquí.
Sigo siendo la única responsable.
El golpe índice descubriendo en el backend,
la fuerza de un enfrentamiento cruzado
entre
un breve dedo cortando mis labios
y el humo desprendido del
infierno arrasador.


Fuente imagen:
Tumblr
Skaylanphear



























Comparte:

3 comentarios