LA SOMBRA ALARGADA DEL OSO PANDA. DIÁLOGO PARA EJÉRCITOS DE LECTORES IN(S)T(R)UIDOS.

Mirko Rastic. Comunicador audiovisual
Fuente imagen:
www.mirkorastic.com

–A ver, ¿qué tiene él que no tenga yo?
–Pues verás...–caviló mientras medía sus palabras al milímetro.
–¿A esto tenemos que llegar?
–¿A qué?

Sacó el cubo de pintura blanca y se lo echó por encima, derramándola toda. Pensó que quizás, solo quizás, aquello sería causa suficiente como para que ella le eligiese como el máximo representante del reino animal.

–Pero, ¿se puede saber qué haces?-le preguntó asombraba al verle el hocico transformado de negro a blanco nuclear en dos segundos.
–Lo sabes muy bien.¡Quiero ser un oso panda!-concluyó indignado. 

 Los restos de pintura se deslizaban viscosos por sus patas. Pero él, ni lo notaba. Creía firmemente que de aquella forma conseguiría su propósito.
–Y una cosa...-¿en serio crees que proceder así hará que mutes?
–Sí.
–¡#AI, por favor!...Pues estamos listos...-suspiró.
–Listos, ¿para qué?
–No. Está claro que tú, no estás listo para nada.



Comparte:

1 comentarios