EL MODO POEMA PARA LA LECTURA ADECUADA DE OTRAS LECCIONES DE VIDA.

EL MODO POEMA PARA LA LECTURA ADECUADA DE OTRAS LECCIONES DE VIDA.


Depende del flujo
depende de las épocas, de las migraciones
del humo intransigente que sobresale desde
tu cabeza a contraluz.

Dependerá también de la insumisión
de la irreverencia adormecida
del campo electromagnético,
del sudario tatuado por los siglos a
epidermis insubordinadas y
elevadas a la potencia.

De lo que no dependerá jamás será
de ti y de mí.
De la forma de levantar las manos o
adormecer la receta de la rabia
poderosa sensación entre
cortinas y puntadas.

Dependerá, ahora que vuelvo a los recuerdos
de
una sensación difusa sobre el enaltecimiento del espíritu.
De una larga frase que evoca
entre líneas
otras batallas, otras pérdidas, otros modos de estar,
otras lecciones de vida.

Dependerá de todo lo que hayas congestionado
o envasado al vacío,
del más allá de tus ojos
del otro estadio suspendido en la
ciencia,
en el tumulto de varias heladas,
en la comprensión del otro,
en el fin último de tu momento... al digerirlo.

Por eso el poema puede ser
el modo de lectura adecuado
en un instante previo a
la caída de los párpados
a la superación de ruinas inesperadas,
el modo de lectura coherente en el tiempo y
en el espacio ocupado.




Fuente imagen:
Randy Mora
Título: J.D Salinger




Comparte:

0 comentarios