RECETA DEL ARROZ AL HORNO PARA INTEGRISTAS CULINARIOS, LA ECONOMÍA DE GUERRA ELABORADA DEL BANDO GANADOR Y LOS FENÓMENOS CUÁNTICOS.

RECETA DEL ARROZ AL HORNO PARA INTEGRISTAS CULINARIOS, LA ECONOMÍA DE GUERRA ELABORADA DEL BANDO GANADOR Y LOS FENÓMENOS CUÁNTICOS.


Ingredientes para 4 personas:


Arroz. Una taza de café de porcelana china por comensal1.
500 gr de costillas de cerdo.
2 lonchas de panceta del tamaño de un dedo (no el bacon no vale).
1 morcilla
3 longanizas de cerdo (no imprescindibles, esto entra dentro de las posibles variaciones mínimas de la receta).
Garbanzos cocidos, 250 gr.
Una cabeza de ajos ENTERA.
2 patatas medianas.
Agua.
Caldo concentrado de carne de ternera (no imprescindible y dependiendo de la calidad de la carne de cerdo).
Sal
Pimentón dulce
Colorante alimenticio.

Instrumental culinario:

Colador
Olla de
Cazuela de barro de 40 cm de diámetro aproximadamente.
Cazo sopero o taza de porcelana china.


Tiempo aproximado de elaboración: 4 horas

Aviso. Se precisa una atención especial (y total al menos las 3 primeras veces que se realiza)durante todo el proceso.

1º Fase:
Calentar el agua hasta que rompa a hervir.  
Fuente imagen:
guiddoo.com
Dejar interactuar directamente a fuego medio las costillas de cerdo, las lonchas de panceta (sin trocear) y la cabeza de ajo. Cuando lleven aproximadamente 15 minutos hirviendo, moviéndose de forma independiente y ubicua , bajar la temperatura de cocción a "fuego lento" y dejar aproximadamente 30-45 minutos más, bajo estricta observación en intervalos de 5-10 minutos2. En uno de esos intervalos se añaden los garbanzos cocidos en una malla a ser posible. Vertidos en un colador también es válido.
Una vez transcurrido el tiempo dispuesto. Comprobar el sabor. Si todavía no se ha obtenido un sabor equilibrado, deberá dejarse 15 minutos más a fuego alto esta vez y se aparta la cabeza de ajos (no se desecha, ojo) y los garbanzos.

En el mientras tanto se precalienta el horno a 250º (encender también el grill).
En el mientras tanto también se prepara la cazuela en la que los alimentos siguientes deben integrarse en el recipiente de forma aleatoria:
Morcilla(cruda) (las longanizas crudas también en el caso de que se opte por añadir este embutido), la cabeza de ajo, los garbanzos, las dos patatas cortadas a medio centímetro o menos de grosor, el arroz (La medida del arroz sería la de una taza por comensal. Así pues, en este caso se verterían 4 tazas en la cazuela para que los granos se retuerzan, mezclen y troten alegremente con el resto de ingredientes. El número de tazas ha de tenerse en cuenta indefectiblemente (si creéis la posibilidad de olvido, apuntad, apuntad en cualquier sitio),  una cucharadita pequeña de pimentón dulce y una de colorante alimenticio. 
Para acabar, un hilo de aceite bien distribuido por encima del arroz, con ello se consigue que no se apelmacen y quede el grano suelto.

Cuando esté listo el caldo, transcurridos ya los 45-60 minutos o más según se indica anteriormente, se comprueba finalmente el sabor del mismo de nuevo. Si el sabor es satisfactorio, se aparta el caldo.

2ºFase:

Fuente imagen:
propia
Con la cazuela preparada, y el caldo sustancialmente aprobado, se cuelan las costillas de cerdo y se suma a la mezcla, de forma visualmente equitativa.
Así sólo quedaría el caldo en la olla. Ahora realizaremos la medición correcta para que arroz salga perfecto.
Por cada taza de arroz dos tazas de caldo o, por cada cazo de arroz, dos cazos de caldo, restándole la última taza-cazo de caldo. Introducir la cazuela de barro en el horno. 

Ejemplo:
En este caso que se han utilizado 4 tazas de arroz, de caldo serían 8 tazas, restándole al cómputo final la última taza. La fórmula final será:

4+8(-1)= La perfección del arroz al horno.

Mantener el horno a 220º con el grill encendido también durante 45 minutos, comprobar que el arroz está correctamente cocido y de ser así sacar, dejar reposar 5 minutos y servir. 






Recomendado para:
Prestadores de atención inusuales.

Focalizadores de lupa con años de experiencia contrastables.
Economía de guerra para el bando ganador.
Físicos teóricos con ojos de literato.

No recomendado para:
Integristas culinarios.





Y recuerden: 
El mejor arroz, el de las cinco de la tarde. 
O...si no querías caldo...pues dos tazas.
(Dicho popular)




















1. Una variación posible y válida es considerar como medida alternativa por comensal, un cazo sopero por persona.
2.A consideración del cocinero se podrá ir añadiendo sal y agua si se observa la disminución de caldo. En este momento, si se desea es cuando, además, se puede añadir la pastilla de caldo concentrado o una cucharada si se ha obtenido el concentrado en líquido.

Comparte:

0 comentarios