LA PAZ PERPETUA, TRANSFERENCIA DE MEMORIAS Y ESCAPISTAS EN REGRESIÓN.

LA PAZ PERPETUA, TRANSFERENCIA DE MEMORIAS Y ESCAPISTAS EN REGRESIÓN.







Fuente imagen:
Devorah Kelly
Appetite.

La paz perpetua no existe
pues es cuna de
fumadores de materia evaporada,
alcohólicos del elixir del narciso
drogadictos dependientes del opio profundo
en los bolsillos.

No existe porque es vientre en paritorio
y
su extensión como inodoro evacuador de
puto-cracias residentes
efervescencias de juegos estratégicos y
suspicacias elevadoras
del mald-ito extrapola-negociador.











Fuente imagen: pinterest
La paz perpetua es la madre de la muerte
la viuda de la vida
la luz del día siendo entreverada por
la oscuridad de la noche.
La paz perpetua socava a los inconclusos
con cuentagotas
para avisar con tiempo.

No seas diáspora en el mar de los elefantes
no critiques la falta de discreción,
ni aumentes el riesgo sanguíneo de perderte en
ausencias que son presencias y
vidas que transfieren delante de ti
el crudo para el resto
dejándole ser pregunta... sin respuesta.







Fuente imagen:
newyork-witch.tumblr.com


La paz perpetua se cobija en la mente del hambriento
pero el hambre no se esconde,
es potencia elevada al único número
que se tumba sólo en la siesta.
El hambre arremete con finas lanzas hacia tus
escombros enaltecidos por las tenencias,
por las sapiencias que dejaste escritas en algún teatro de pan de oro.

La paz perpetua no existe porque
es mecida por la mano del proscrito partidista,
ufano escapista
inconsciente de su regresión,
gorrión del otro lado del mundo que
prometió tornados por ti
y te dejó algoritmos
inconclusos.

Comparte:

0 comentarios