SEGUNDA PERSONA DEL SINGULAR DEL PRESENTE DEL VERBO IMAGINAR. LA MÁQUINA DEL TIEMPO DEVOLVIENDO LAS DEUDAS.

SEGUNDA PERSONA DEL SINGULAR DEL PRESENTE DEL VERBO IMAGINAR. LA MÁQUINA DEL TIEMPO DEVOLVIENDO LAS DEUDAS.


Imagina cómo los algoritmos acuden a la cita.
Imagina que tú sabes de números y yo
no sé nada.
(Improbable pero
sólo por poner un supuesto práctico entre nosotros)
Porque agradeces la ignorancia impuesta.
Por miedo
por el látigo suficiente de la nada.

Imagina que para mí es demasiado fácil
saberlo
imagina que tú necesitas de cartabón y quizás
de pulsaciones distantes, musicalidades intermitentes de
lenguajes programables para
máquinas en proceso revolucionario.

Imagina que tus carencias son mis potencias.
¿Te imaginas?
Imagina que lo sé.
Imagina que lo intuyo.
Imagina que no sea necesaria la palabra, ni la red ni la distancia para
saber.
 (Tú de mí y yo de ti).

¿Imaginas?
Potencia y esencia, en este caso...
son, una y la misma.
¿Responde eso a tu búsqueda?


Fuente imagen: saatchionline
Autora: Yuliya Vladkovska
Título: "One sweet goodbye"












Comparte:

0 comentarios