ESTADO DE LA CUESTIÓN DEL ÚNICO RASGO EN COMÚN DE ALGUNOS MAMÍFEROS




Él. Peinado con sus prejuicios de hombre discrepante y juicio propio.

Ella, moviendo las caderas al ritmo metal rápido "La felicidad" de una gran pista de Bushido, recién descubierta entre tanto paredado musical.

Él visionario aburrido del siglo XXI. Ella, no tan ingenua como se empeñan en etiquetarla, consecuencia quijotesca de una parte de esta España rancia que todavía se transmite por algunos poros de la intelectualidad.

Él, acercándose por detrás y dándole la espalda(quiere dar la sensación de que la técnica ensayada es un mero encuentro fortuito sin intenciones ocultas) ajetrea los hombros (que recuerdan finas curvas con sentido del ritmo cuasi nulo): izquierda, uno, derecha, dos, izquierda uno, dos, derecha, uno, dos. Repitan hasta el choque correspondiente1.

-Perdón- objetivo/colisión conseguido.
-Perdonado- intención de seguir bailando sin más.
-Perdona que te moleste, ¿qué bien bailas no?
-Gracias- respuesta sin seguimiento.
-Creo que tenemos algo en común, ¡nena!-ataque directo a la yugular.
-¿Sí?¿Tú crees?
-Oh! ¡Ya lo creo! ¡Nos movemos de escándalo!- afilando los colmillos, adopta posición de rey de la selva2.
-Bueno, bueno...-jocosa-tampoco hay que exagerar...Podemos confirmar, sin temor a equivocarnos que  el único rasgo en común que tenemos es el de pertenecer al mismo grupo de mamíferos, si bien parece que en escalas evolutivas diferentes.

Él, no dice nada, se vuelve sobre sus propios pasos ensayados con un vídeo sobre break dance que vio en youtube.

Ella sigue bailando.





1.Leído en una revista de citas y el lenguaje corporal que se supone, desprenden tus movimientos.

2.Hay personas para las que el radar interpretativo no está hecho.



Fuente imagen:
actoflight.tumblr.com

Fuente imagen:
theballetblog.tumblr.com

Fuente imagen:
Pepdecord/flickr

Fuente imagen:
afro-art-chick.tumblr.com


Fuente imagen:
boho-weddings.com
Fuente imagen:
 glamour.com

Fuente imagen:
world dance movement

Comparte:

0 comentarios