ALEJANDRA Y SU PRIMER DÍA DE TRABAJO COMO...PONGA AQUÍ LO QUE CORRESPONDA.


Con lo que no contaba era con la precocidad sentimental acompañada de promesas matrimoniales correspondientes y las subsiguientes ejecuciones de disolución... de Montenegro.  O lo que es lo mismo, Alejandra no tenía ni idea del currículo vital de David. Su agente, pese a ser un hombre relativamente joven ya disponía de una dilatada carrera matrimonial y de cinco exmujeres. Cada cual mejor posicionada en el ramo artístico-literario.

A las tres y media de la tarde y mientras le pegaba el primer bocado a su emparedado de atún con olivas, recibió "la llamada".
-¿Alejandra Monte Fuentes?
-Sí ¿quién es?-se apresuró a contestar tragando a duras penas lo que le quedaba en el carrillo izquierdo.
-Mira te llamo de la productora Sin-gular. ¿Podrías pasarte por aquí mañana sobre las siete y media? Es para hacerte una entrevista personal. ¿Sabes dónde estamos? ¿Tienes un bolígrafo a mano? Si no, te envío las coordenadas y los datos por whatsapp ¿te parece?-expresaba una voz veloz y estridente de mujer al otro lado del teléfono.

Fuente imagen: freepeople
Alejandra no podía creer que Montenegro lo hubiera conseguido. ¡Le había proporcionado una entrevista solo tres días después de estrecharle la mano pensando que su solicitud era altamente improbable!

-Esto...sí, -titubeó-mejor envíeme los detalles por mensaje, ahora no tengo bolígrafo a mano.
-Muy bien. Nos vemos mañana entonces, un saludo.

Se escuchó el sonido intermitente característico y Alejandra permaneció en dicha postura casi diez minutos más. Su cuerpo no era capaz de reaccionar a lo que acababa de ocurrir. Debía prepararse, llevar el currículo actualizado, pensar qué se iba a poner, organizar una pequeña mochila con la ropa de danza por si acaso y ensayar delante del espejo sus buenas dotes artísticas por si la ocasión lo requería. 
Mientras organizaba su mente para hacer lo propio más tarde con lo que debía hacer volvió a sonar el teléfono y dudó seriamente en cogerlo de nuevo ¿y si era la misma mujer y cancelaba la cita? Al tercer tono se decidió.

-¿Sí?
-¡Hola!- respondió un hombre con voz ronca.
-¿Montenegro?
-Si lo preguntas es que no me tienes en el teléfono. Ya tardas en añadirme a tu lista de contactos- contestó rápidamente- Te llamo para comentarte que te llamarán de una productora a lo largo...
-Ya lo han hecho-interrumpió.
-¡Coño Maite, qué rápida!-exclamó-Bien pues ya lo sabes. ¿Cómo has quedado?
-Mañana a las siete y media...-se quedó muda unos segundos- pero...no me ha especificado si de la tarde o de la mañana.
-De la mañana, de la mañana- respondió muy seguro Montenegro- De todas formas si te envían los datos por mensaje te lo especificará. Maite es una secretaria ultraeficiente.
-¿Quién hace entrevistas a las siete de la mañana? ¿Seguro?- interrogó con disgusto.
-Ana Sansaloni.
-¿Ana Sansaloni?¿Quién es Ana Sansaloni?
-La responsable, la dueña, la presidenta...como quieras llamarlo.
- ¿Me estás diciendo que me va a hacer la entrevista la dueña de la empresa?
-¡Exacto!Me debe varios favores... entre otras cosas...-murmuró-le hablé de ti, bla, bla, bla...lancé pétalos de rosas rojas a tu historial profesional, bueno...más bien formativo, y voilà! ¡Te hará una prueba!
-Tú y tus favores... me ponéis un poco nerviosa-dijo con la voz temblorosa.
-¿No te dije que confiases en mí? Pues mañana mismo empieza tu nueva vida...nena.

Un momento..., pensó ¿Nena?, ¿ha dicho nena? Bien céntrate, ¡qué más da! su intención ha sido buena, disimula, prosiguió con su interior mental ajetreado.

-Esto... pues gracias.
-No, de gracias nada. Cuando salgas del despacho de Ana, pásate por el mío, ahora te envío las coordenadas, tenemos que hablar de mi porcentaje.
-Uau..directo...
-Te dije que huelo el talento, te dije que me gustaba el dinero. De momento no te he mentido en nada. ¡Mañana hablamos!-¡Ah!- interrumpió antes de colgar- No te lleves equipaje de danza, no lo vas a necesitar. Descansa...




Comparte:

0 comentarios