¿QUÉ SE ESPERA DE TI Y DE MÍ? o SOBRE LOS LECTORES TELÉPATAS DE SU EPIGÉNESIS

¿QUÉ SE ESPERA DE TI Y DE MÍ? o SOBRE LOS LECTORES TELÉPATAS DE SU EPIGÉNESIS


Si se esperase de mí que
las aristas táctiles de mi cuerpo
mudasen la piel
sería más probable poder enfocar la verdad
en un desierto con noche oscura abrochada.

Sería tan ignominiosa la tarea como
solicitar un puesto debajo de aquella farola,
en el puerto.

Peticiones tan sencillas
pasan por un gran abanico de la apatía.
Ponderan las propuestas
y desequilibran el mundo buscando al argonauta,
ofreciéndole el justo lugar en su espejo.

Lo que se espera de ti y de mí es
conversión en tierras vedada para fines ocultos,
distribución de crepúsculos señoriales,
esperanzas por escalarnos como sedientos ignorantes,
jugadores compulsivos,
herederos de artes de nueva generación o,
creyentes por imposición sobre el resto.

Esperan de nosotros a
mortales pensadores,
piezas de ajedrez viviente... destronados reyes del mundo.

Y en la espera de que no tomen consciencia
ni recuperen el aliento,
los silencios crudos de los cimientos,
fueron los que construyeron nuestra capacidad deductiva
para hacernos lectores telépatas y,
usureros inconmensurables de su epigénesis.




Fuente imagen: thegundamkitscollection.com









Comparte:

0 comentarios