POSDATA: GRADOS, MINUTOS Y SEGUNDOS.LO MÁS PARECIDO A UN PUNTO SORPRESA.

POSDATA: GRADOS, MINUTOS Y SEGUNDOS.LO MÁS PARECIDO A UN PUNTO SORPRESA.


Escogimos una paleta ondulada para moldearlo todo.
Un pequeño punto de inicio acortando las distancias para
desmembrar latitudes, longitudes, grados norte y suroeste.

Apagamos la luz a dos tiempos
entrelazando las sombras con
el prófugo mar que interrumpe
la falla más inverosímil para ser pulsada.

En el pasado y allá entre las marismas icónicas,
de lo que podría ser,
despistados,
no permutamos lo que ya venía siendo.

Y mantuvimos las distancias
para no presentarnos nuestros respetos,
rebanando las raíces de tubérculos cuasi e-nativos,
susurrando a los ojos de otros megalómanos
lo que sabemos escucharnos.
Y ahí, en ese punto del Atlántico norte,
 no respetamos las distancias cortas.

Porque no es necesario destituir el emblema
con las creencias que se destierran cada vez que me miras con don ubicuo.
Porque entretejer no es el sustitutivo perfecto
de una línea de palabras,
sino
el intercambio del ser por la esencia perdida,
inclusive, brujuleada.





















Como puedes comprobar,
no es molestia redistribuir el conocimiento exponencial
entre los representantes carentes de infinitas dimensiones.







Comparte:

0 comentarios