DE GENES Y AMBIENTES, DEL CONTEXTO MEREOLÓGICO, DE UNA NOCHE ABIERTA DE LUZ EQUIVOCADA.

DE GENES Y AMBIENTES, DEL CONTEXTO MEREOLÓGICO, DE UNA NOCHE ABIERTA DE LUZ EQUIVOCADA.


Vuelve a aparecer la genética del contexto,
y estimula el grupo de conjuntos,
crea sonrisas evolutivas de álgebras isomórficas.

Sigue los indicios de teorías de anillos
para calcular las comparaciones que hiciste,
en tus últimas apariciones interactivas.
Pues... ¡qué comiencen las analogías!

Pero, unifica la mordida velada y
el delirium tremens de Papá Nöel.

Porque...por mucho que hagamos efectivas las palabras precisas,
éstas serán,
argumentos sintácticamente perfectos,
que,
perdiste una noche abierta a la luz del foco equivocado.

Algunas se quedarán en historia central perpetrada,
entre fenómenos mereológicos,
inusuales espirales que dejaste ahí, como si nada,
por algunas sombras no presentadas y,
me quedaré muda en,
ese análisis verbal de visiones rozadas de tu piel.

¿Cuándo fue que solté el hilo? ¿Cuándo perdí la memoria?
Dime ¿Cuándo olvidé quién eres si te tengo en mi lista de invitados?
Dime...
¿Cuántas preguntas te quedan por hacer sin mirar?
¿Cuántas intuiciones crees que serás capaz de soportar?

No subestimes a los gigantes desterrados.
Serán metálicos,
serán amantes de pareados desconocidos,
serán morfismos biyectivos en espacios topológicos,
pero,
no olvides que serán... con lupa.


Fuente imagen: photodom








Comparte:

0 comentarios